Miguel Vázquez Liñán :::: El presidente ruso espetaba esta pregunta retórica a Obama (sin nombrarlo, claro) en el transcurso de su discurso en el debate de la Asamblea General de la ONU, y en relación al resultado de las políticas llevadas a cabo por los Estados Unidos en Oriente Medio durante los últimos años.

Vladímir Putin, si bien no realizó un discurso tan duro en contra de los Estados Unidos como en otras ocasiones, acusó a Washington de haber propiciado la aparición del terrorismo en aquella zona del mundo, de haberse equivocado en el conflicto sirio, de haber auspiciado el cambio de gobierno en Ucrania, así como de creerse en el derecho de intervenir en cualquier parte del mundo sin pedir, siquiera, la autorización de la ONU. Al mismo tiempo, Putin llevó a cabo una encendida defensa de los valores democráticos y la soberanía nacional.

Es cierto, y tendremos que repetirlo: Putin, fuera de contexto, tiene bastante razón. Hace ya algunos años que aprendió a parecer seguro de sí mismo ante el público y construyó un discurso, del que rara vez se sale, convincente y atractivo de explicación universal de los problemas internacionales. El centro de ese discurso es conocido: Occidente (sobre todo EEUU) usa dobles raseros, no respeta la soberanía nacional de los Estados, conspira en los alrededores de Rusia para hacerle perder poder, etc. Le ha funcionado bien, Putin sube en las encuestas de popularidad dentro de Rusia, y su valoración como líder internacional también está en alza.

Pero claro, defender la soberanía nacional después del asunto de Crimea y Donbass, el derecho a decidir después de Chechenia y la libertad y la democracia después de aprobar leyes internas que hacen imposible la circulación de discursos de oposición, hacen que el discurso de Putin sólo se tenga en pie con la condición de conocer la política de su gobierno ruso sólo a través de sus discursos en la ONU, o de canales de televisión como Russia Today o el Primer Canal (el de mayor audiencia dentro de Rusia).

Algo parecido ocurre en el interior de Rusia, donde hay pocas opciones de acceder, en los grandes medios, a versiones diferentes a las del Kremlin. Pongamos como ejemplo la cobertura del Primer Canal sobre los discursos de Putin y Obama en la ONU. No es sólo que la ausencia de la más mínima crítica al Kremlin sea absoluta, sino que la cobertura está orientada en su totalidad a subrayar el liderazgo internacional del presidente. Rusia es, orgullosamente, su presidente, que se prepara para volverse a presentar a la reelección. El Primer Canal enfatiza que la reunión entre Obama y Putin fue una petición expresa de la Casa Blanca, mientras que, una vez aceptada, fue Putin quien estableció el lugar y la hora (¿quién es aquí quien manda?). El presidente ruso aparece haciéndose fotos con diplomáticos que se acercan a él con ese objetivo (Putin es también una celebrity); además, el canal ruso lleva a cabo una escrupulosa selección de periodistas, politólogos y diplomáticos europeos y estadounidenses, que subrayan el papel de liderazgo de Putin en crisis internacionales como la de Siria. Ni rastro, eso sí, de quienes dentro de Rusia (y fuera) tienen otras opiniones. Putin lidera, Obama le sigue. Además, la redacción del Primer Canal hace hincapié en que, a pesar de todo, Putin no fue todo lo agresivo que podía haber sido, dadas las circunstancias, porque quiere tender la mano a acuerdos con la Casa Blanca algo que, tras la reunión de los dos presidentes, el ruso y el estadounidense, parece posible (Putin, no obstante, sabe estar y es generoso). La crónica incluye, también, referencias a que todos los intentos por aislar a Rusia han caído en saco roto, de forma que Moscú ha salido incluso reforzada de la actual crisis.

Para el Primer Canal de la televisión rusa, Putin es el hombre destinado a liderar un cambio de era en las relaciones internacionales. Y lo mismo en el interior: si algo va mal dentro de Rusia, es culpa de burócratas corruptos, eso sí, que llevan a cabo sus negocios sucios a espaldas del Presidente. Ya verán como Putin se entere…

 

 

Anuncios