Sufrimiento, dolor y miedo detrás de las nuevas fachadas y avenidas de la reconstruida ciudad, por la que marcha una manifestación para celebrar el cumpleaños de lo líderes checheno y ruso. Ramzán Kadírov ha mandado en Chechenia con puño de hierro durante más de 10 años. Él es quien decide quién desaparece y quién vive.

Como afirma un activista que aparece en el documental: “Chechenia es Corea del Norte en mitad de la Federación Rusa”.  La guerra, que ha dejado miles de desaparecidos y muertes, no se discute abiertamente. El documental mezcla las conmovedoras historias de aquellos que buscan en vano a sus seres queridos con un metraje que captura la superficie pulida de un país que es interiormente inquieto e infeliz.

 

Anuncios