Boletín “Caucasus News”, nº 46, febrero 2015 :::: Según las estadísticas de la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas, a finales de 2012 había en Rusia más de 76 millones de mujeres de un total de 142.703.000 personas, con una esperanza de vida media de 75 años y alfabetizadas en un 99%.

El artículo 19 de la Constitución de la Federación Rusa subraya que hombres y mujeres tienen los mismos derechos y libertades e igualdad de oportunidades para ejercitarlos. Sin embargo, según este informe, ni la Constitución ni ninguna legislación anterior o posterior contiene una definición clara de discriminación o prohíbe expresamente la discriminación por razón de sexo.

Del mismo modo, Rusia no tiene leyes que garanticen la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en empleo o en educación, y las mujeres suelen ganar un 64% menos que los hombres en el mismo puesto de trabajo. Además, las mujeres en “edad reproductiva” son excluidas de potenciales y lucrativos trabajos por estar considerados, según el gobierno, inseguros o peligrosos para ellas.

En 2010 el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres de la ONU expresaba su preocupación por el impacto negativo que podían tener ciertas actitudes de género tradicionales en la Federación Rusa: estereotipos que definen roles, responsabilidad e identidades según el sexo (subrayando, por ejemplo, el papel de madre y cuidadora de la mujer), costumbres que discriminan a mujeres y niñas, prácticas tradicionales como asesinatos de honor o el secuestro de novias, etc.

Violencia doméstica: datos y situación legislativa

Las mujeres en la Federación Rusa experimentan violencia doméstica a gran escala. La violencia se considera “rutina” dentro de las familias rusas donde aún persisten normas patriarcales. Según la ANNA-Centro Nacional para la Prevención de la Violencia, el Ministerio de Asuntos Internos de Rusia publicó las siguientes estadísticas de violencia de género en 2008:

  • Catorce mil mujeres mueren al año en Rusia a manos de sus maridos o familiars.
  • El 25% de las familias rusas sufre violencia doméstica.
  • Cerca del 65% de todos los homicidios están relacionados con la violencia doméstica.
  • Al menos el 40% de todos los crímenes violentos graves ocurren dentro de la familia.
  • A fecha de diciembre de 2008, se habían presentado ante la policía rusa más de 200.000 denuncias por violencia doméstica.

Otras investigaciones indican que entre un 60 y 70 por ciento de las mujeres rusas no denuncian los abusos cometidos en el seno del hogar. Según el Grupo Moscú-Helsinki, muchas mujeres creen que la policía simplemente les dirá que vuelvan con sus maridos y solucionen el problema entre ellos. En general, hay una gran falta de datos precisos y completos sobre la verdadera frecuencia de la violencia doméstica en la sociedad rusa, pues las estadísticas son fragmentarias, difíciles de obtener o simplemente no existen. El Ministerio de Asuntos Internos, a fecha de abril de 2014, no había actualizado sus datos sobre violencia doméstica desde 2008.

El Comité contra la Tortura de la ONU, durante su informe sobre la Federación Rusa de 2012, afirmaba que, a pesar de que existían informes consistentes sobre el gran número de alegaciones acerca de distintas formas de violencia contra las mujeres en toda Rusia, sólo alcanzaban algún tipo de cauce legal un número muy reducido de quejas, investigaciones o procesos penales. Asimismo, el Comité mostraba su inquietud ante las informaciones que apuntaban a que los oficiales de las fuerzas de seguridad son reacios a registrar las denuncias por violencia doméstica, y que las mujeres que buscan que se realicen investigaciones criminales en sus denuncias por violencia doméstica, en numerosas ocasiones son obligadas a participar en procesos de reconciliación.

La Federación Rusa no tiene ninguna ley exhaustiva, programa o plan de acción frente a la violencia doméstica. En un informe de la ONU redactado en 2006 se sostenía que la Duma había considerado unos 50 borradores sobre una propuesta de ley sobre violencia doméstica, pero ninguna había sido aprobada. En abril de 2014 la situación continuaba en el mismo punto a pesar de que la Duma presentó un nuevo proyecto de ley a finales de 2013 para combatir la violencia doméstica.

Así, este informe subraya que la Federación Rusa no tiene ningún tipo de leyes que protejan a las mujeres contra la violencia de género. Este tipo de legislación abarcaría órdenes de alejamiento, de protección de emergencia y otras medidas para expulsar del hogar al causante de la violencia y evitar la amenaza.

La falta de medidas de protección civiles para las víctimas de violencia doméstica limita la capacidad de las víctimas de obtener protección frente al abuso. También limita la capacidad de actuación de los distintos organismos de seguridad y protección. La policía rusa dice que si un agente no es testigo de un caso de violencia, sólo puede exigir al agresor a que emita una declaración, pero no puede llevar a cabo ningún arresto administrativo. Incluso si la policía expulsa al agresor de casa, la detención no puede durar más de un día o algo más en casos muy serios. Después de este breve periodo, deben liberarlo sin cargos.

En el poco común caso en el que el Estado ruso decide acusar al agresor de un crimen, la víctima de la violencia doméstica entraría dentro de la protección estatal bajo la ley de protección general de la Federación Rusa para víctimas y testigos. Las víctimas que se amparan en esta ley no tienen que esperar a que el Estado inicie el procedimiento criminal. Sin embargo, son muy raros los casos en los que el Estado persigue casos de violencia doméstica,  e incluso entonces sólo lo hace si la víctima ha sufrido graves heridas o la muerte.

A lo largo de los próximos meses, Caucasus News ampliará los datos sobre la situación de la violencia contra las mujeres en la Federación Rusa.

Este artículo ha sido editado por la redacción de Caucasus News a partir de un informe redactado por Stop Violence Against Woman a finales de 2014 que recoge datos sobre violencia contra mujeres en Rusia publicados por distintas organizaciones gubernamentales y ONGs entre 2004 y 2012. http://www.stopvaw.org/russian_federation#_edn29 
Anuncios