Documental estadounidense (Halderman, 2006) que narra, a través de los testimonios de sus supervivientes, paso a paso el trágico secuestro de la Escuela Número 1 de Beslán, en Osetia del Norte, en septiembre de 2004. Insurgentes norcaucásicos que reclamaban el fin de la guerra en Chechenia, la retirada de tropas rusas y plena soberanía en la región, tomaron como rehenes a casi 1.200 personas -padres, madres, profesorado y alumnado- bajo amenaza de ser ejecutados si trataban de huir o de comunicarse con el exterior. Hacinados en el pequeño gimnasio del centro escolar, fueron rodeados por una precaria red de explosivos, sujetos con cinta aislante, que se activarían en caso de que traspasasen el perímetro.

Tras tres días de secuestro, una confusa operación de rescate por parte del cuerpo de operaciones especiales ruso y el ejército finalizó con la horrible cifra de 330 asesinados, la mayoría niños, debido a una explosión que derrumbó el tejado del gimnasio y al fuego cruzado entre el comando norcaucásico y las tropas rusas.

Anuncios