El juicio a Pussy Riot celebrado entre 2012 y 2013 puso, una vez más, a Vladimir Putin en el punto de mira -interesadamente- de los media e instituciones occidentales. Pussy Riot! A punk prayer for freedom (Mike Lerner & Maxim Pozdorovkin, 2013) ofrece una mirada diferente, íntima y completa al proceso de gestación de “Mother of God, drives Putin away”, la performance musical que llevó al trío a prisión, así como de su procesamiento, a través de la mirada personal de las implicadas y sus familiares.

 

http://playreplay.net/framevideo/30161.34befea3c0d3aeb6d33093048bca?width=640&height=360

Anuncios