Marta Ter :::: En el conflicto armado del este de Ucrania, donde fuerzas que dependen del gobierno de Kíev  se enfrentan a milicias separatistas pro-rusas que buscan la independencia de Novorosiya,  han aparecido combatientes chechenos que luchan en ambos bandos. ¿Quiénes son y cómo han llegado al Donbass?

Si bien los rumores que apuntaban a la presencia de chechenos en Ucrania ya empezaron a extenderse en marzo, desde que “tropas no identificadas” llegaron a Crimea, su presencia en el país se hizo evidente el pasado mes de mayo. Un vídeo difundido por la CNN mostraba junto a las milicias separatistas a guerrilleros que afirmaban que provenían de Chechenia y que habían sido “hombres de Kadírov”, el líder designado por Putin que, con puño de hierro, gobierna la república chechena desde 2007.

Estos chechenos luchaban integrados en el Batallón Vostok (“Este” en ruso), en referencia a la parte oriental de Ucrania. Esta información se volvió irrefutable cuando el 26 de mayo, en una batalla en el aeropuerto de Donetsk entre el ejército ucraniano y el batallón Vostok, murieron 31 combatientes rusos (cuatro de ellos chechenos) que fueron repatriados a Rusia. Los cadáveres fueron en primer lugar trasladados a Rostov del Don, ciudad rusa cercana a la frontera con Ucrania y, desde allí, a sus lugares de origen, donde fueron enterrados con gran sigilo. Ningún medio ruso bajo la órbita del Kremlin se hizo eco de la llegada de los cuerpos ni de los funerales.

Ramzan Kadírov, el presidente checheno que durante meses negó la participación de ciudadanos chechenos en el conflicto, tuvo que rendirse a la evidencia y, desde entonces afirma que “hay chechenos voluntarios ayudando a los habitantes de la RPD y RPL a protegerse de las agresiones de la Junta militar de Kíev”.

Mairbek Vachagáev, destacado experto en la insurgencia norcaucásica, pudo hablar con un checheno herido en el asalto al aeropuerto de Donetsk. Desde el hospital en Ucrania, le explicó cómo había llegado allí. Según sus palabras, le contactaron los servicios secretos rusos (FSB) con el beneplácito de las autoridades chechenas. En abril fue trasladado, junto con otros hombres, a Rostov del Don. Allí recibieron instrucción de la gente del expresidente ucraniano Víctor Yanukóvich, les pagaron 2.000$ y les prometieron la misma paga mensual mientras estuviesen en Ucrania.

Batallón Vostok

No sabemos con exactitud cuántos chechenos llegaron al Donbass de este modo, pero sí sabemos que, desde mayo hasta ahora, en Chechenia han habido 14 funerales de “voluntarios” que lucharon en Ucrania.

En el bando contrario, encontramos otra realidad: chechenos en el exilio que se han mobilizado para desplazarse hasta el Donbass y luchar al lado de las fuerzas de Kíev.

Algunos han ido a Ucrania por su cuenta y se han alistado en batallones formados por voluntarios como el Batallón Aydar, supeditado al Ministerio de Defensa de Ucrania. Otros chechenos se han alistado a la Guardia Nacional, un cuerpo que depende del Ministerio del Interior creado poco después de la revuelta de Maidán con el fin de integrar a las unidades de autodefensa del Maidán (muchos de ellos militantes armados del grupo ultranacionalista Pravy Sektor).

Isa Munáev, checheno que reside en Dinamarca y que fue coronel bajo los soviéticos y general en la Chechenia independiente, empezó en marzo a crear las bases de lo que sería el “Batallón Internacional Dzhokhar Dudáyev” (nombrado así en honor al primer presidente de Ichkeria, la Chechenia independiente). Recientemente se ha desplazado a Ucrania con sus hombres como comandante de este batallón.

En una conversación mantenida con el propio Munáev, éste me contó, desde cerca de Donetsk, que el objetivo de su batallón es “luchar contra el imperialismo ruso y ayudar a la nación ucraniana a mantener su libertad e independencia”. Para ello, cuenta con voluntarios chechenos, ucranianos, georgianos, tátaros, ázeris y lituanos.

Munáev afirma que su batallón no se subordina a ningún ministerio, sino “al pueblo ucraniano”, y que han sido “invitados por Kíev”. No especifica quién les ha invitado concretamente, pero la primera compañía del batallón “Dzhohar Dudáyev” ha sido llamada  “Sashko Bily” , en honor a uno de los miembros más radicales y controvertidos de Pravy Sektor, asesinado por las propias fuerzas del orden ucranianas el 24 de marzo pasado. Sashko Bily había luchado al lado de los separatistas chechenos durante la primera guerra ruso-chechena (1994-96), y es posible que su grupo, Pravy Sektor, esté detrás de la llegada de este batallón.

Mezcla de etnias, de ideología política y de religiones con un enemigo común: Rusia. Esto es el “Batallón Internacional Dzhojar Dudáyev”. Su comandante explica sus objetivos personales de forma cristalina: “Perdí a toda mi familia a manos de los ocupantes rusos. Luché contra ellos 12 años, y también tengo experiencia luchando junto a los rusos. Ahora volveré a enfrentarme a ellos y, al mismo tiempo, mostraré a nuestros hermanos ucranianos cómo hacerlo”.

Anuncios