Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades de Azerbaiyán la inmediata liberación de Jabbar Savalan, un activista condenado a dos años y medio de prisión por un supuesto delito de posesión de drogas. La sentencia fue dictada en la corte de Sumgayit, ciudad ubicada al este del país, donde el joven de veinte años fue juzgado el pasado cuatro de mayo tras pasar más de dos meses en prisión.

Savalan es miembro del Partido del Frente Popular de Azerbaiyán, un grupo de la oposición juvenil. Amnistía Internacional considera que ha sido objeto de persecución por haber convocado, a través de Facebook, un “Día de la Ira” inspirado en las protestas del Norte de África y Oriente Medio. “Todas las evidencias apuntan al hecho de que Jabbar Savalan ha sido condenado en base a cargos falsificados”, dijo John Dalhuisen, antiguo director de Amnstía Intenacional para el programa de Europa y Asia Central. “Está claro de que la razón real de que fuera juzgado y ahora condenado ha sido castigarle por –y disuadir a otros de – llamar a protestas anti gubernamentales”. Dalhuisen considera a Savalan un “preso de conciencia” que ha sido castigado “por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión”.

Según la organización internacional, Savalan había sido perseguido por la policía antes de su arresto en febrero. Durante la detención, el joven fue esposado y “maltratado” en un coche patrulla antes de ser conducido a instancias policiales, sin darle explicación alguna y sin leerle sus derechos. Los agentes declararon luego que habían encontrado drogas en el bolsillo de su chaqueta. Sobre esta denuncia, el juzgado de Sumgayit dictó dos años y medio de prisión por un delito de poseer 0.74 gramos de marihuana.

Amnistía denuncia que el joven no tuvo acceso a ningún abogado durante el interrogatorio y que la condena se basa principalmente en una confesión que fue forzado a firmar y sobre la que posteriormente se retractó. Por el contrario, un test sanguíneo mostró que Savalan no había consumido drogas. Asimismo, Anar Gasimov, su abogado durante el juicio, denunció haber recibido amenazas por parte del oficial que efectuó el primer interrogatorio.

Cargos de drogas sobre otras voces críticas

Amnistía Internacional ha documentado otros casos similares donde personas críticas con el gobierno de Azerbaiyán han podido ser falsamente imputadas por posesión de drogas. En 2009, funcionarios de prisión denunciaron haber encontrado heroína en posesión del periodista Eynulla Fatullayev, que se encontraba cumpliendo condena y sobre el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos había ordenado su liberación. Después de los nuevos cargos, en julio de 2010 Fatullayrev fue condenado a dos años y medio de cárcel.

Otro prominente crítico con el Gobierno, el periodista Sakit Zahidov, fue condenado a tres años por poseer heroína que, según denunció el acusado, la propia policía había introducido en su bolsillo. Por el momento, las autoridades no han abierto investigación sobre las denuncias de que la policía introdujera la droga en la vestimenta de Savalan.

Anuncios