Marta Ter :::: ¿Quién era, en realidad, el kurdo turco que fue asesinado hace un par de días, del que casi nadie había oido a hablar? El periódico ruso Kommersant ofrece una breve biografía de Abdullah Kurd: un turco que abandonó su casa a finales de los años 90 y fue a Chechenia a luchar con los entonces separatistas. Nunca ha ocupado un mando dentro de la insurgencia; a lo largo de estos años, ha sido un efectivo militar más. Ni coordinador, ni vínculo entre otras redes y el Emirato, ni nada por el estilo. Kommersant explica también, citando fuentes del Ministerio del Interior checheno, cómo se ha producido su asesinato: un ataque ordinario en un campamento en el que murieron dos insurgentes. Nada de “especial”.

El revuelo mediático que ha seguido al asesinato del Bin Laden ruso se explicaría, más bien, por la necesidad de Moscú de recordar al mundo (ahora que Al Qaeda aparece en primera página de todos los medios), que ellos también luchan contra el terrorismo internacional, y de forma no menos efectiva que los Estados Unidos.

Sin embargo, hay que tener claro que, hasta la fecha, todas las evidencias indican que el Emirato del Cáucaso, el grupo terrorista que opera en el Cáucaso Norte, está formado, básicamente, por yihadistas locales, que ven únicamente a Rusia como su enemigo. Cuando Doku Umárov lanza sus arengas, no arremete contra Occidente, ni contra EEUU, ni contra el pueblo judío. No se enmarcan dentro de la yihad global.

De hecho, tras la muerte de Bin Laden, la mayoría de páginas web vinculadas al Emirato del Cáucaso, ni han mencionado la muerte del líder de Al Qaeda. Y aquellas que lo han hecho, como Kavkaz Center, se han abstenido de clamar venganza, simplemente han anunciado su asesinato aludiendo a algunas teorías conspirativas.

Pero todo esto no parece importar a muchos de nuestros medios de comunicación, entre los que ya ha empezado a circular la historia de que un líder de AlQaeda ha sido eliminado por los cuerpos de seguridad rusos en el Cáucaso Norte. Se vuelve a poner de relieve que la insurgencia en Chechenia es importada, que pertenece al terrorismo internacional y el Kremlin continúa, así, alineado con toda la comunidad internacional que lucha con el terror global.

Anuncios