Centro Sova de Información y Análisis de Moscú :::: Los datos del año 2010 muestran que 37 personas murieron y, al menos, 368 fueron heridas como resultado de ataques racistas en la Federación Rusa.

Sólo en diciembre, a consecuencia de la violencia racista y neo-nazi murieron 2 personas y otras 68 resultaron heridas. El recrudecimiento de la violencia del pasado mes de diciembre se debió a los acontecimientos de la Plaza Manezh y a los ataques del día siguiente en Moscú. Fuera de la capital, también se notificaron incidentes violentos en San Petersburgo, Krasnodar, Nizhny Novgorod, y Rostov-on-Don.

Moscú y sus alrededores continúan siendo el principal foco violento, con 19 asesinados y 174 heridos. En San Petersburgo y la región de Leningrado, se produjeron 2 asesinatos y 47 heridos. En Nizhny Novgorod se contabilizaron 4 asesinatos y 17 heridos, en Rostov-on-Don, 12 personas resultaron heridas tras sufrir ataques por motivos racistas y, en Tomsk, 13.

Los centroasiáticos continúan siendo el principal objetivo de la violencia xenófoba en Rusia (16 asesinados y 74 heridos en 2010).
Cabe destacar los disturbios ocurridos el día 11 de diciembre en la Plaza Manezh de Moscú. Una multitud principalmente formada por grupos radicales de ultraderecha se reunió en la plaza Manezh con el pretexto de una concentración en memoria de Egor Sviridov, el hincha de fútbol que fue asesinado durante una pelea masiva en Kronstadtsky Boulevard unos días antes. La manifestación de Manezh llevó a choques contra la policía antidisturbios y a ataques contra gente de aspecto no eslavo en el metro de Moscú. En los días posteriores se detectaron enfrentamientos entre grupos eslavos y caucásicos por todo Moscú.

Los sucesos de Manezh ocasionaron una importante protesta pública contra el racismo y la xenofobia. La manifestación ‘Moscú para todos’ fue organizada como respuesta a los disturbios del día 11, y de acuerdo a varios informes, asistieron hasta 2,500 personas.

(…) A lo largo del año 2010, los tribunales pronunciaron 82 condenas respecto a delitos relacionados con el odio étnico. 283 personas fueron sentenciadas, incluyendo a 102 que, o bien fueron eximidas de castigo o fueron puestas en libertad condicional sin sanciones posteriores.

(…) Durante este mismo periodo, se celebraron 52 juicios contra 62 personas acusadas de ‘incitación al odio’ (Artículo 282). 31 fueron puestas en libertad condicional. Por la acusación de ‘llamada pública a actividades extremistas’ (Artículo 280), se celebraron 5 juicios contra 5 personas, todos los cuales recibieron sentencias suspendidas. Por la combinación de ambos cargos hubo 6 juicios: nueve individuos fueron condenados, a pesar de que 4 de ellos recibieron sentencias suspendidas, y dos más fueron eximidos de castigo porque había prescrito el delito.

Un individuo fue sentenciado en diciembre por vandalismo motivado por odio (Artículo 214 parte 2). La información para crímenes similares en Rusia en todo el 2010 muestra un total de 6 condenas, contra 8 personas, incluyendo a dos que quedaron en libertad condicional sin ninguna pena posterior.

La Lista Federal de Materiales Extremistas fue actualizada 27 veces en 2010, aumentando de 467 a 748 entradas. Desde el 29 de diciembre, 4 entradas han sido excluidas; 32 entradas son inválidas porque una instancia superior no consideró los textos extremistas, cancelando la decisión de un tribunal regional inferior. Cuarenta y siete artículos de la lista se solapan, no incluyendo a algunas entradas múltiples para el mismo texto con diferente o no concluyente respuesta oficial.

La Lista de Organizaciones Extremistas se actualizó en diciembre con la entrada número 18: un grupo regional en Nihzny Nóvgorod llamado “Partido Nacional Socialista de los Trabajadores de Rusia”. Actualmente, la lista incluye a 18 organizaciones cuyas actividades han sido prohibidas por un jurado. La continuación de cualquiera de estas actividades será castigada según el Artículo 282-2 del Código Penal ruso, que se ocupa de las actividades de las organizaciones extremistas.

En cuanto al mal uso de la legislación en contra del extremismo, las principales áreas de abuso continúan siendo la persecución administrativa y penal de musulmanes y seguidores de otras nuevas religiones incluyendo a la Cienciología, los Testigos de Jehová, seguidores de Said Nursi, etc.; la supresión del Partido Nacional Bolchevique, el incremento de las estadísticas antiextremistas basándose en sanciones a escuelas y bibliotecas, y la persecución criminal contra activistas por incitar el odio social contra grupos como ‘la policía’ o ‘el Estado’.

Este artículo fue publicado el 30 de diciembre de 2010 en Sova. Tiene versión en inglés del 3 de enero de 2011
Anuncios