Documental que ahonda en la complicada trama de intrigas que hizo posible la meteórica escalada a la cima del Kremlin de un gris subcomandante de la KGB, que era un completo desconocido meses antes de su elección como presidente de la Federación Rusa. Hay paralelismos entre la historia del ascenso al poder del candidato Medvédev y del propio Putin, ya que también aquel ha surgido del anonimato total de cara a la opinión pública. “La toma del poder de Vladimir Putin” se inicia con un caso de corrupción que implicaba a la familia de Yeltsin y que le procuró a Putin el caldo de cultivo idóneo para su aparición en escena. Pero eso es sólo la punta del iceberg de una complicada estrategia de márketing presidencial que contó, además, con aditivos tales como el chantaje a altos niveles con vídeos comprometidos, el uso de la televisión estatal como lanzadera, la creación relámpago de un partido y la posible manipulación del conflicto checheno para favorecer los intereses del candidato de los Yeltsin. El documental desvela incógnitas de estos hechos y pone sobre el tapete los entramados que tuvieron lugar entre Yeltsin, quien por entonces estaba muy enfermo, y su delfín Putin.

Anuncios