Lliga dels Drets dels Pobles y Observatorio Eurasia ::: Selección de documentos de Wikileaks sobre Rusia y el Cáucaso.

Las filtraciones de los cables del Departamento de Estado norteamericano por Wikileaks han permitido que la opinión pública tenga acceso a una información muy valiosa, a la vez que en ocasiones comprometida, relacionada con países de todo el mundo. Si bien no debemos olvidar que todos estos documentos fueron redactados por la diplomacia estadounidense y, por lo tanto, su enfoque en ocasiones es, además de sesgado, interesado, también es cierto que, aparte de algunas informaciones de carácter más anecdótico, en muchos casos los diplomáticos muestran en sus informes capacidad de análisis y un amplio conocimiento de la situación del país y del tema en concreto.

Los cables relacionados con Rusia y las antiguas repúblicas soviéticas se centran en temas tales como el tráfico de armas, los tratados sobre armas nucleares, Pakistán, el caso Litvinenko, Putin y el petróleo, Putin y su amistad con Berlusconi, el poder del ex-alcalde de Moscú, el conflicto de Nagorno-Karabaj, la relación de Rusia con Georgia, Chechenia, Daguestán, Azerbaiyán o Irán, la mafia rusa, la relación entre Putin y Medvédev, la alargada sombra de Stalin y un largo etcétera. En particular, el Cáucaso Norte es tema de docenas de documentos, de los cuales aquí ofrecemos una selección.

Boda en el Daguestán. Relata la boda del hijo de Gadzhi Makhádzhev, diputado del Parlamento ruso y director de la Compañía Petrolera de Daguestán. El embajador William Burns relata con detalle el acontecimiento, que tuvo lugar en 2006, demostrando buen conocimiento de las costumbres locales. Las bodas en Daguestán, especialmente las que se celebran entre miembros de las élites locales, duran tres días en las que se agasaja a los invitados con ingentes cantidades de comida y bebida. Makhádzhev forma parte de esa élite y presume de sus propiedades en Rusia, Francia y los EEUU, así como de una colección de coches de lujo, entre ellos varios Rolls Royces. En uno de ellos paseó a los diplomáticos estadounidenses, que tuvieron que encoger las piernas porque un kalashnikov en la parte trasera ocupaba buena parte del espacio. En el segundo día de festejos hizo su aparición el presidente checheno, Ramzán Kadyrov, en vaqueros, camiseta y pistola con recubrimiento de oro, acompañado por un séquito de 20 personas. Bebió y comió con ellos, les regaló a los novios un lingote de oro de 5 kilos y se marchó. Sorprendidos por la marcha de Kadyrov antes de que acabara el día, los diplomáticos preguntan al anfitrión por qué el presidente no se queda a dormir en Makhachkala. “Ramzán nunca pasa la noche en ningún sitio”. La presencia del líder de Chechenia, apunta Burns, “fue una señal de respeto y alianza (…) Es una herramienta política necesaria en una región donde las dificultadas solo se pueden resolver haciendo uso de las relaciones personales de cada uno para alcanzar acuerdos informales ad hoc”. Kadyrov no fue el único representante de Chechenia. También estaba allí (y no se fue) Khalid Yamadáyev, miembro del parlamento checheno y hermano de Sulim Yamadáyev. Con un poco de mano, consiguieron hablar con él de las desapariciones que se producen en Chechenia. El parlamentario admitió que las hay, pero que en muchos casos los padres denuncian que sus hijos han sido raptados cuando la realidad es que han huido de casa para unirse a los combatientes. Este documento es un buen ejemplo de cómo las relaciones personales tienen mucho peso en las alianzas, acuerdos o apoyos presentes y futuros, políticos y o de negocios entre políticos y hombres de negocios en las diferentes regiones del Cáucaso. En este cable también se explica que Makhádzhev es líder del Avar (una unificación de jamaats) y que luchó contra Shamil Basáyev y al-Khattab en 1999 por la defensa de Daguestán; también actúa como protector político de las poblaciones con residentes Avar en Chechenia, Georgia y Azerbaiyán. Para Gadzhi, la democracia siempre fracasaría en el Cáucaso, donde “el concepto de Estado es una extensión de la familia del Cáucaso, donde la palabra del padre es ley”.

Conflicto de Chechenia. El embajador Burns hace un análisis del conflicto desde que Chechenia se declaró independiente hasta el año 2006, cuando se escribe el informe. Describe la evolución de la insurgencia, del nacionalismo al salafismo, de chechena a pancaucásica, así como la represión brutal de los cuerpos de seguridad del estado contra la población civil, represión que es, en opinión del embajador, el principal motivo por el cual los jóvenes toman las armas. También se refiere a la gran dificultad existente por parte del gobierno ruso para controlar a sus militares, que en las guerras de Chechenia se convirtieron en violentos y corruptos traficantes de petróleo y armas y que, tras “finalizar” los conflictos, quieren seguir viviendo de ese “negocio”. En ningún caso el informe menciona a Al-qaeda u otras redes terroristas islamistas; el conflicto se lee en clave puramente interna. De Kadyrov dice que “no tiene el prestigio religioso ni personal que tuvo su padre. Es un señor de la guerra puro y simple, uno de tantos, como los que componen la familia Yamadáyev”.

Sobre Ramzan Kadírov. En esta ocasión, Burns explica cómo el presidente checheno se ha hecho con el control absoluto de la república y se refiere a la brutalidad de su represión a las voces disidentes, eliminando a aquellos que pueden hacerle sombra en la esfera política. Subraya el “apoyo ilimitado” de Putin y explica sus aspiraciones a extender su poder más allá de Chechenia. Finaliza su informe afirmando que la insurgencia que seguía a Masjádov ya ha vuelto a la vida civil y que quienes continúan luchando en las montañas son islamistas que ya “no representan ninguna autoridad moral ni tienen ningún compromiso con la democracia”.

Sobre la presión de los servicios secretos contra las ONG en el Cáucaso Norte. El embajador John Beyrle explica que ha recibido una carta de los servicios secretos rusos en la que le piden urgentemente que, desde los EEUU, dejen de financiar a las ONGs del Cáucaso Norte porque, presuntamente, los fondos enviados pueden caer en redes ilegales armadas. También se explica cómo el Ministerio del Interior envió una carta a la Escuela de Economía de Moscú en referencia a seis estudiantes que habían participado en una manifestación organizada por la oposición, Yy en la que recomendaba la expulsión de estos estudiantes. Se sospecha que las cartas aparecidas se enviaron a otras instituciones que no llegaron a hacerlas públicas.

Tándem Medvédev–Putin. Aunque el presidente tiene, según la Constitución rusa, mucho más poder que el primer ministro, el embajador Beyrle manifiesta que en Rusia quien realmente mueve los hilos es Putin, y son muchos los que creen que será el próximo candidato de Rusia Unida para las elecciones de 2012. Una de las anécdotas más ampliamente difundidas es la que habla de Putin y Medvédv como de “Batman y Robin”. El jefe de misión de la Embajada de Moscú, Eric Robin, explica en este cable de 2008 que existen tres percepciones diferentes en relación a la relación Putin- Medvédev: un primer grupo opinaría que Medvédev, poco a poco, va ganando poder y asentándose cómo líder del dúo; un segundo grupo, se mostraría escéptico ante el supuesto papel de liderazgo del actual presidente, e ilustra esta impresión presentando a Medvédev como Robin y a Putin como Batman, rodeados siempre por un equipo de leales al primer ministro. Un último grupo vería el tándem Medvédev – Putin como bien avenido y funcionando al mismo nivel. El embajador John Beyrle también afirma, en una carta al director del FBI, que el presidente ruso, Medvédev, “no toma ninguna decisión importante” sin consultar con el primer ministro, que es quien realmente gobierna “entre bastidores”. En el mismo cable se subraya el gran poder de los silovikís (miembros de los ministerios de Defensa, Interior y Seguridad) dentro de la administración rusa, totalmente leales a Putin. La ministra consejera de la Embajada de Moscú, Susan Elliot, en un reciente cable de febrero de 2010, afirmaba que sea quien sea el que se postule a las elecciones de 2012 como presidente (Putin, Medvédev u otro candidato), la última palabra en el gobierno siempre la tendrá Vladímir Putin. “La relación personal de Medvédv con Putin, la falta de una base de partido y el pequeño grupo burocrático pro-Medvédv limitan las posibilidades de que Medvédev sea elegido sin el consentimiento de Putin”. En otro documento se recoge de manera muy ilustrativa la supuesta “lucha” de poder en Rusia. El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíyev, en reunión con Donald Lu, miembro de la Embajada estadounidense en ese país, afirmaría “Tenemos un dicho en azerí que dice: Dos cabezas no pueden hervirse en la misma olla”, refiriéndose a que Putin y Medvédev se están echando a perder por la lucha de poder. En un nuevo cable, el Ministro de Defensa de Azerbaiyán, Safar Abíyev, en conversación con la embajadora estadounidense en este país, Anne Derse, le comenta que en una reunión con su homólogo ruso, Anatoli Serdyukov, tras la segunda botella de vodka, éste les confirmó sus sospechas sobre que habían traspasado armas a Armenia, y le confesó: “ ¿Tú sigues las órdenes de tu presidente? Vale, pues yo sigo las órdenes de dos presidentes”.

Sobre la “mirada asesina” de Putin. Como señalamos más arriba, algunos de los documentos del archivo de Wikileaks albergan capítulos anecdóticos (pero significativos) de conversaciones entre diplomáticos. Es el caso de un cable de 2004 en el que se recoge el comentario del Comisario de Relaciones Exteriores Chris Patten sobre “la mirada de Putin”. Patten recuerda que el abuelo del primer ministro ruso fue parte del equipo de protección especial de Lenin, que su padre fue un apparatchik del Partido Comunista y que él mismo empezó su carrera en el KGB. Esto, según él, podría explicarnos cómo Putin “parece un hombre totalmente razonable cuando se habla de Oriente medio o de política energética, pero cuando la conversación deriva hacia Chechenia o el extremismo islámico, los ojos de Putin parecen los de un asesino”

Rusia y Chechenia, vistos como “estados mafiosos virtuales”. Curiosamente, uno de los fiscales de la Fiscalía Anticorrupción española, José Grinda, es quien proporciona en este caso la información a la embajada norteamericana de Madrid sobre la mafia rusa y sus conexiones en el Kremlin. Según Grinda, Bielorrusia, Chechenia y Rusia son “estados mafiosos virtuales” y Ucrania va por el mismo camino. Para estos estados, es difícil diferenciar entre las actividades del gobierno y las de grupos de crimen organizado. En cables posteriores se hace referencia a las acciones de la mafia rusa, concretamente en Cataluña, donde está plenamente implantada. Opera, esencialmente, desde la Costa Brava, donde presuntamente goza de impunidad gracias a la corrupción de la justicia española, siguiendo el comentario de Roberto Saviano, escritor y periodista italiano, que afirmaría que el sistema judicial español es “tan corrupto que la mafia no necesita comprar jueces”.

Guerra entre Rusia y Georgia, agosto de 2008. Para conocer mejor el papel que jugaron los EEUU en la guerra del agosto de 2008 entre Rusia y Georgia y el creciente desinterés que los norteamericanos han mostrado por el país caucasiano a partir de entonces, remitimos al análisis realizado por la corresponsal de El País Pilar Bonet y los cables al respecto. Uno de los documentos sobre Georgia, describe la insistencia del presidente georgiano Saakashivili por asegurarse que tendrá el apoyo de los Estados Unidos y que ayudarán a Georgia a ingresar en la OTAN, aunque el diplomático estadounidense no ofrece una respuesta contundente, y se excusa afirmando que ya llegará el momento y que también habrá que tener en cuenta a los aliados europeos. Por otra parte, Saakashivili, pide que EEUU se muestre firme en el caso de la independencia de Kosovo, para que esta no sirva de precedente en otros conflictos.

Anuncios