Antonia Ceballos Cuadrado, Observatorio Eurasia ::: Una “broma” que da por muerto al presidente georgiano, la reciente amistad Sarkozy -Medvédev y la resolución del culebrón electoral ucraniano, noticias destacadas de estos meses.

“Compañeros georgianos, Rusia ha declarado la guerra, el presidente está muerto…eh, sólo es una broma” (2). No, no estamos en 1938, y no, Orson Wells no ha podido hacer otra de las suyas. Pero Georgia el domingo 14 de marzo parecía el Nueva York histérico por la invasión de los extraterrestres. En esta ocasión, los invasores eran los rusos, el medio, la televisión Imedi (3) (propiedad de un amigo de Shaakshvili), y los recursos utilizados no fueron extraídos de la novela de H.G.Welles, sino imágenes de la guerra de 2008 y un zafio guión que apuntaba con el dedo a los opositores Nino Burjanadze y Zurab Nogaideli como instigadores del conflicto. El resultado: gente con ataques al corazón, urgencias saturadas, las redes telefónicas sin funcionar, padres histéricos buscando a sus hijos y los habitantes de Gori huyendo o haciendo acopio de víveres. Un completo desastre. Pero todo era mentira. Y todo ello en un contexto político que no da para bromear.

El Cáucaso (tanto el norte como el sur) es una de las zonas más calientes del planeta, con conflictos latentes que pueden explotar en cualquier momento (como el de Karabaj (4) o la propia Georgia) y con otros que se pretenden extinguidos pero que están más vivos que nunca (la guerra de Chechenia y la extensión del conflicto a las vecinas Ingusetia y Daguestán). A lo que hay que sumar la ambición de las grandes potencias por controlar el gas.

Rusia y Georgia han reabierto su frontera (5) (cerrada en 2006 justo antes de que las tensiones aumentaran desencadenando el conflicto de agosto de 2008), pero eso no quiere decir nada. Georgia ha logrado colocar sus productos incluso durante el bloqueo, y además persiste en la idea de albergar sedes militares de la OTAN (6), aun cuando el interés de la misma por la adhesión georgiana al tratado haya decaído estrepitosamente. Rusia, por su parte, ha firmado acuerdos de vital importancia económica y militar con Abjasia (7) y coloca a sus tropas en lo que la comunidad internacional define como territorio georgiano.

La reciente amistad Sarkozy- Medvédev (sellada en la visita del presidente ruso a Francia a primeros de marzo) y la venta de cuatro portahelicópteros Mistral, así como el acuerdo con la compañía francesa Panhard por la que Rusia adquiriría vehículos blindados ligeros, han puesto en alarma a todos los países de la órbita exsoviética y no de muy buen humor a los EEUU (8) . De todas formas si París bien valía una misa para Enrique IV, un 9% en la Nord Stream para GDF Suez bien vale alagar los logros en derechos humanos de Medvédev, aunque sea mentira (9).

No olvidemos tampoco el escudo antimisiles que ha hecho revivir antiguos fantasmas (10). Rumanía y Bulgaria están dispuestas a aceptar elementos del mismo en sus territorios (11) , mientras que a la región separatista de Transdniéster (12) en Moldavia le ha faltado tiempo para ofrecerse al Kremlin que amenaza, a su vez, con desplegar misiles en Kaliningrado (13). Todo esto afecta al tan esperado y retrasado acuerdo EEUU-Rusia en materia de armas nucleares que nunca se acaba de sellar (14).

El culebrón ucraniano finalmente se ha resuelto: Timoshenko no superó la moción de confianza del Parlamento (15) , muchos de sus incondicionales la dejaron a su suerte y Yanukovich ha logrado formar una coalición de gobierno (16) y colocar a uno de sus hombres, Mykola Azarov, como Primer ministro (17) . Las consecuencias para la estabilidad del Cáucaso no se han hecho esperar: en su primera visita a Rusia, el recién elegido presidente ucraniano se ha mostrado más que proclive a renovar las bases militares rusas en Crimea (18).

«Corroído por la guerra larvada entre las fuerzas de seguridad y la guerrilla islamista, el Cáucaso Norte, fila de pequeñas repúblicas musulmanas al sur de la Federación, es un quebradero de cabeza para Rusia, amenazado por la emergencia de un mini-Afganistán. Explosiones, tiros, asesinatos están cada día en el menú de esta región agrícola desfavorecida. (…) La rebelión está todavía activa, mientras que el paro alcanza el 80% ». Ésta es la descripción que Le Monde hace de la situación en el Cáucaso Norte en un artículo titulado «Un “consul” pour éviter l’embrasement au Caucase» (19) . En ese mismo artículo, se da cuenta de las medidas del Kremlin al respecto: crear una nueva «mega-región» que engloba el territorio de Stavropol (mayoritariamente poblado por rusos) así como las «Repúblicas autónomas» étnicas (Karacháevo-Cherkesia, Kabardino-Balkaria, Osetia del Norte, Ingusetia, Chechenia y Daguestán) y nombrar a Alexandre Kholopin «cónsul del Cáucaso» que será el encargado de ejercer la autoridad sobre las fuerzas del orden y controlar el dinero gubernamental.

A la espera de los resultados de estas medidas, Memorial publica una noticia (20) acerca de la muerte de civiles en Ingusetia cuando recogían puerros salvajes (una fuente extra de ingresos para los muy pobres) y se vieron en mitad de una emboscada rusa dirigida contra terroristas islamistas.
“Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado”. Y, desgraciadamente, esta vez las palabras del personaje Carl Philips de La Guerra de los mundos son absolutamente reales.

— NOTAS —

(1) Los medios analizados en esta revista son: The Guardian, The Times, The Independent, BBC, Memorial, Le Nouvel Observateur, Le Figaro, Le Monde, Libération, Le Monde Diplomatique, Réseau Voltaire, Marianne, Rivista Eurasia. El período analizado es del 15 de febrero al 15 de marzo.

(2) The Independent, 15 de marzo, Fellow Georgians, Russia has declared war, the President is dead…er, only joking.

(3) The Guardian,14 de marzo, Russian invasion scare sweeps Georgia after TV hoax. BBC, 14 de marzo, Bogus TV report of Russian invasion panics Georgia. Le Nouvel Observateur, 15 de marzo, Un faux reportage sur une invasion russe sème la panique en Géorgie. Le Figaro, 14 de marzo, Un faux reportage sème la panique en Géorgie. Libération: Un faux reportage sème la panique en Géorgie, 14 de marzo; Panique à la fausse invasion en Géorgie, 15 de marzo.

(4) Le Figaro, 11 de marzo,L’Arménie menace de revenir sur ses accords avec la Turquie.

(5) The Guardian, 1 de marzo, Georgia and Russia reopen border crossing. BBC, 1 de marzo, Russia-Georgia border crossing reopens. Le Nouvel Observateur, 1 de marzo, La Géorgie et la Russie rouvrent leur frontière.

(6) Rivista Eurasia, 6 de marzo, Georgia vs Rusia: benzina sul fuoco.

(7) Le Figaro, 19 de febrero, Moscou tisse sa toile dans le Caucase.

(8) The Guardian, 2 de marzo, Nicolas Sarkozy angers allies with proposed warship sales to Russia. The Times, 19 de febrero, Georgia denounces French sale of tanks and warships to Russia. Le Nouvel Observateur:  Nicolas Sarkozy affiche sa confiance en la Russie, 2 de marzo; Nicolas Sarkozy affiche sa confiance en la Russie, 2 de marzo; Bertrand Delanoë plaide pour la liberté face à Dimitri Medvedev, 2 de marzo; Droits de l’homme: Sarkozy félicite Medvedev, 3 de marzo. Le Monde: Paris tente de rassurer ses alliés inquiets de la vente du Mistral aux Russes, 27 de febrero; Medvedev en France pour renforcer le partenariat “privilégié”, 28 de febrero; Nucléaire iranien: Paris courtise Moscou en lui vendant des armements, 2 de marzo. Marianne: Sarko: vive la compassion. Et vive Medvedev, 2 de marzo; Le partenariat avec la Russie. Pas moral, mais profitable!, 3 de marzo.

(9) Le Monde: GDF Suez entre au côté de Gazprom au capital du gazoduc Nord Stream, 1 de marzo; Les groupes d’enérgie français développent les partenariats avec Gazprom, 2 de marzo.

(10) Réseau Voltaire: Expansion de l’OTAN, déploiements de missiles et nouvelle doctrine militaire de la Russie, 15 de febrero; Le bouclier antimissile et la première frappe, 12 de marzo. Rivista Eurasia: La dottrina militare russa: tra vecchie inimicizie e nuove prospettive, 26 de febrero; I missili Iskander: garanzia di normale convivenza tra Russia e Europa, 1 de marzo.

(11) BBC, 19 de febrero, Russia asks Bulgaria to explain US missile shield plans.

(12) BBC, 15 de febrero, Moldova Trans-Dniester region in Russia missile offer.

(13) Le Nouvel Observateur, 19 de febrero, Moscou menace de déployer des missiles à Kaliningrad.

(14) The Guardian, 14 de marzo, US and Russia claim they are on the brink of nuclear deal. Le Monde, 18 de febrero, Désarmement nucléaire: les obstacles s’accumulent.

(15) The Guardian,2 de marzo, Ukraine’s Orange coalition dissolved after losing majority. The Times, 4 de marzo, Death knell for the Orange Revolution as Yuliya Tymoshenko is sacked. The Independent, 3 de marzo, End of Orange revolution as Ukraine coalition falls. BBC: Tymoshenko’s ruling coalition in Ukraine collapses, 2 de marzo; Ukraine PM Tymoshenko forced out, 3 de marzo. Le Figaro, 20 de febrero, Ukraine: Timochenko jette l’éponge face à Ianoukovitch. Le Monde: Ukraine: Timocheko retire con recours contre Ianoukovitch, 20 de febrero.

(16) BBC, 11 de marzo, Ukrainian President Viktor Yanukovych forms coalition. Le Figaro, 12 de febrero, Viktor Ianoukovitch conforte son pouvoir.

(17) Libération, 12 de marzo, Mykola Azarov, Premier ministre ukrainien.

(18) The Guardian, 5 de marzo, Viktor Yanukovych promises Ukraine will embrace Russia. The Times, 6 de marzo, Viktor Yanukovych gives Russia a chance to keep Black Sea Fleet in Crimea. BBC, 5 de marzo, Ukraine’s Yanukovych signals shift over Russia fleet.

(19) Le Monde, 19 de febrero, Un “consul” pour éviter l’embrasement au Caucase.

(20) Memorial, 15 de febrero, A fatal journey to gather wild leek.