Miguel Vázquez Liñán, Observatorio Eurasia :::
Las noticias son confusas sobre el destino del líder separatista Doku Umárov.

La agencia de noticias Interfax sorprendía ayer con la noticia de que Doku Umárov había muerto como consecuencia de una operación destinada precisamente a acabar con el líder independentista checheno. Algunos medios españoles, como Elpais.com reproducían el comunicado de Interfax. Por su parte, el presidente de Chechenia, Ramzán Kadyrov ha afirmado, según informan, entre otros, el diario The Moscow Times, que es aún pronto para confirmar la muerte, aunque sí parece haber sido herido gravemente en una operación liderada por Adam Delimkhanov. Por su parte, Kavkaz Center, la web que representa la versión más radical del independentismo islamista en Chechenia, niega la mayor: Umárov no ha muerto, ni siquiera está herido.

Umárov, nacido en 1964, ha participado del movimiento independentista, ocupando diversos cargos en la Chechenia de Dudáev, durante la llamada “primera guerra” (1994-1996) y, más tarde, bajo el gobierno de Masjádov y de su sucesor, Abdul-Jalim Sadullaev. Autodenominado “Emir del Emirato del Cáucaso”, Umárov ha sido acusado, por las autoridades rusas y del gobierno de Kadyrov de diversos actos terroristas en Chechenia e Ingushetia.

La confusión reinante en los comunicados de las diferentes autoridades, sea a nivel nacional o de la República de Chechenia, recuerda al caos que caracterizó las informaciones sobre la muerte, varias veces anunciada con anterioridad, de Shamil Basáev, en 2006. Por otra parte, el anuncio de ayer se da en el marco del fin oficial de la “operación antiterrorista” que llevaba en vigor, en Chechenia, desde 1999.

Anuncios